martes, 25 de mayo de 2010

La enajenación mental de Zapatero

Ayer se publicó el decreto anunciado en rueda de prensa por el Gobierno que establecía los ya conocidos recortes salariales al funcionariado, la congelación de las pensiones, la eliminación del cheque bebé y el fin de la retroactividad de las prestaciones correspondientes a la dependencia; así como, de soslayo, como quiien no quiere la cosa, cladestinamente, innovando con inclusión de la prohibición de endeudamiento a largo de los Ayuntamientos y sus entidades públicas dependientes.

Si fuera poca la locura del Presidente con unas medidas como las ya anunciadas que, una vez más, sólo inciden en la contención del gasto sin tocar para nada el capítulo de ingresos, nos sorprende con esta última medida que incidirá inequívocamente en la capacidad inversora de los ayuntamientos y, por tanto, en el deterioro de los servicios públicos locales y en el incremento del paro en el ya disminuido sector de la construcción.

Este hombre ha perdido la cabeza o es un rehén de los gurús financieros internacionales que, además, pretenden que nuestro "sonado" Presidente dé una nueva vuelta de tuerca con la reforma laboral y el ya "globosondeado" retraso en la edad de jubilación.

El sistema financiero internacional ya ha demostrado que sus métodos no sirven. Es la especulación financiera la que ha provocado la dura crisis econónmica que padecemos en la actualidad y, los mismos que han sido los causantes no pueden ser los que impongan las medidaas para salir de ella. Es imprescindible ir al fondo de la cuestión realizando un análisis crítico sobre la génesis de la crisis y reformulando el sistema económico sobre el que se asienta el mundo "desarrollado".

Y mientras tanto bastaría con que el Gobierno de España, nuestro gobierno, propusiera medidas acordes con su ideología; es decir, una política económica propia de una socialdemocracia moderada. Algunos ya ni nos atrevemos a pedir más.

Cualquier política de ajuste en el gasto para contener el déficit debe ir acompañada necesariamente de medidas que incrementen los ingresos. En este país hay que recuperar el impuesto sobre el patrimonio, hay que gravar las rentas del capital en la misma medida que se gravan las del trabajo, es imprescindible penalizar las grandes fortunas y los productos de lujo y hay que incrementar el IRPF para las rentas superiores a los 60.000€ anuales. Y todo ello acompañado de una política inspectora que arremeta decididamente contra el fraude fiscal.

Sólo con decisiones económicas como las señaladas podrían comprenderse medidas de sacrificio y de ajuste sobre las rentas medias de nuestra sociedad como son las del funcionariado.

Pero parece que la enajenación mental de Zapatero no es transitoria y que si su propio partido no lo sustituye será la ciudadanía la que lo quite de enmedio. Y lo malo es que la alternativa por la derecha es aún peor.

Y mientras, por la izquierda, en una situación tan crítica como la actual continuamos en una actitud contemplativa.

¿Seremos capaces de reaccionar?

4 comentarios:

manuel dijo...

Para olvidarse de la crisis y reirse un rato con ZP y Rajoy

se puede jugar al ZPacman :)

http://www.millionthanksbook.com/zpacman.php

UN AMIGO dijo...

Aún resuena en mis oídos:
¡No consentiré que este municipio pase de 30.000 habitantes! ¡Cómo pasa y cambia el tiempo! ¿verdad Joserra?

Basilio Pozo-Durán dijo...

Gracias por la acogida y saludos a todas/os las/os compañeras/os de IloveIU

Campaña “Jubilación a los 67. Cuenta atrás”:
http://basilio-pozo-duran.blogspot.com/2010/12/jubilacion-los-67-quedan-40-dias.html

Ashram dijo...

Buying the secret product: See the link. It´s amazing:)
http://e0e05629sqg67md4mcyzojj7i2.hop.clickbank.net/